Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

15 agosto 2014

Robin Williams, Parkinson y explicaciones in/tranquilizantes


Hace pocos días, el 11 de agosto, nos impactó fuertemente la muerte del actor Robin Williams, quien se suicidó. La noticia recorrió el mundo y muchos lamentamos su partida, por su calidad artística, porque, hasta donde sabemos, era una buena persona, porque es de lamentar que alguien se quite la vida.
Los medios insistieron en su pasado de adicciones, y señalaban que una recaída sería la causa de su suicidio. Luego, se sumaron otras hipótesis para "explicar" la decisión del hombre.
¿Por qué un hombre con fama, dinero, tres adorables hijos, una amada mujer, habría de suicidarse? La causa tenía que ser la adicción, con su pasado... Tiene que haber una causa para cada acción privadísima de las personas y los medios tienen que darla a conocer, o inventarla.

Ayer, la esposa de Robin Williams, junto con su familia, notificó a los medios en un comunicado que Williams no había vuelto a tener problemas con las drogas o el alcohol, y que sufría de Parkinson: "Su sobriedad estaba intacta. Era un valiente que ha luchado contra sus propias batallas de depresión, ansiedad y los primeros estadios del Parkinson, que aún no estaba listo para hacer público". No hemos leído retractaciones de los medios. En cambio, ahora parecen tener la causa correcta a tan inexplicable decisión: Williams se suicidó porque tenía Parkinson. ¡Qué tranquilidad tener una explicación razonable para todo!
Ya podemos estar tranquilos: tenemos una causa "objetiva" y "razonable" para explicar el suicidio de una persona que parecía tener todo a su favor. Si sufría de ansiedad, depresión y Parkinson, podemos explicarnos su suicidio, cerrar el libro de la tragedia y no perturbarnos. Salvo, claro, quienes sufrimos de Parkinson, ansiedad y depresión.
De acuerdo con la razonabilidad media, o ese sentido común bajo, ya ha quedada explicada la causa del suicidio de Robin Williams. Pero nosotrxs, que no nos conformamos con el sentido común, que conocemos a muchísimas personas con Parkinson, a muchas, con ansiedad, con depresión, que vivimos con la enfermedad de Parkinson desde hace muchos años, lejos de pensar que su enfermedad explica su decisión, nos preguntamos, como en tantas ocasiones, por qué hay quienes se suicidan, por qué en este y no en otro momento, por qué hay quienes no se suicidan, por qué...
Nunca podremos saber por qué Robin Williams se suicidó. A veces es preciso recordar obviedades: las personas con Parkinson somos millones, y, entre nosotrxs, la enorme mayoría no nos suicidamos. Muchxs estamos padeciendo ansiedad, depresión, ambas, y no nos suicidamos. Esto no es una valoración, ni positiva ni negativa: no es más ni menos quien decide vivir. Que si hemos fantaseado con el suicidio, como todos, pacientes de Parkinson, de otras enfermedades, de ninguna enfermedad, famosos, ignotos, adinerados, pobres.
El sentido común encuentra tranqulizante que una enfermedad sea la causa que vendría a explicar la decisión suicida: Parkinson más depresión, ¡desde luego! Es un dato conocido que las personas que sufren de depresión tienen más probabilidades de tener pensamientos suicidas y de concretarlos, pero la cuestión no es de ningún modo lineal. ¿Hay una mayor incidencia de suicidios en la personas con Parkinson? Hasta donde sabemos, no, incluso, cuando la depresión es un síntoma no motor muy frecuente. ¿El suicidio es una decisión, es la consecuencia de un transtorno psíquico, es el resultado de largos pensamientos, el desenlace de un impulso? Hay posturas médicas, religiosas, filosóficas para todos los gustos, ninguna, pensamos, definitiva.
Vale recordar al escritor Primo Levi, químico de profesión, que por su sola condición de judío fue separado de su familia, se unió a la resistencia y fue atrapado y deportado a un campo de concentración en Auschwitz, donde sufrió cuantas vejaciones conocemos del nazismo. Sobreviviente, escribió notables obras (con precisión química, Si esto es un hombre, sobre el día a día de los prisioneros del campo de concentración), contrajo matrimonio, tuvo hijos, obtuvo reconocimiento como escritor y pensador. A los 67 años, en 1987, teniendo una vida que sus seres cercanos indicaron como tranquila y sin dificultades, se suicidó. Ha sido motivo de largas discusiones dar con una explicación: por qué no se suicidó en el campo de concentración o antes, por qué no cayó en una depresión al cabo de contribuir con su testimonio a que se conocieran los crímenes nazis, por qué, viviendo en diarios horrores, vivió, y más de 40 años después, se quitó la vida. No lo sabremos, y no sabremos por qué lo ha hecho Robin Williams. Por ahora, tampoco sabemos por qué hay personas que se suicidan y otras, la mayoría, que no.
Sí podemos decir que tener Parkinson no explica la tragedia de quien se ha quitado la vida, ni sufrir de depresión y de ansiedad. Pero, atención, que sufrir depresión es, precisamente, sufrir, y hay que prestarle mucha atención y pedir ayuda. Como ha expresado el comunicado de la familia del actor, "esperamos que tras la trágica muerte de Robin, otros puedan encontrar la fuerza para encontrar el apoyo y el cuidado que necesitan para tratar cualquiera que sea la batalla que estén encarando y que les haga tener menos miedo".
Desde aquí, este espacio conformado por personas con Parkinson, nos sumamos al deseo de que las personas que están sufriendo pidan apoyo, que lo hay y que ayuda, y a las personas con Parkinson les pedimos que descrean de esas simplificaciones de los medios (y de mucha gente, cómo no): no sabemos por qué algunas personas se suicidan, pero no basta la enfermedad de Parkinson para explicarlo. Y, si sientes miedo, si padeces depresión, si la enfermedad te hace sentir acorraladx, habla con tu gente, habla con las asociaciones, con terapeutas, que somos muchxs quienes estamos trabajando a diario para darte nuestra mano y nuestro afecto.
Recordaremos a Robin Williams por las risas que nos ha regalado, agradecidxs.

10 Comentarios:

  1. Elena de Montevideo12:35

    La noticia de la muerte de Robin Williams me impactó, y cuando leí que tenía Parkinson sentí que estoy condenada. Si él se suicidó por el Parkinson, con dinero y todos los medios más modernos para tratar la enfermedad, qué esperanza puedo tener yo... Me hace pensar las cosas de otra manera su reflexión. No es lo que los demás ven que te sucede sino lo que tú sientes y piensas, en ese lugar no puede estar nadie, como en mi lugar. Esta enfermedad es muy difícil pero completamente de acuerdo con que no sabemos porqué la gente se mata, por lo que no podemos decir que se mató por el Parkinson.
    Cómo nos cuesta pedir ayuda!!!
    También recordaré a Robin Williams por las risas pero ahora estoy triste :(
    Un abrazo grande, amig@s!
    Elena de Montevideo

    ResponderEliminar
  2. Manuel Corregidor

    Excelente reflexión. Nada que pueda decir mejorará lo escrito.

    Lo que sí mejora (la salud, la inteligencia, la sensibilidad y otras muchas cosas) es leer las notas de este extraordinario lugar.

    FELICITACIONES y GRACIAS (o viceversa)

    Manuel

    ResponderEliminar
  3. DANIEL DIDONE19:31

    les cuento mi nombre es Daniel Didone, tengo 54 años y soy de MAR DEL PLATA, ARGENTINA . EN ABRIL DEL AÑO PASADO LUEGO DE HABER SUFRIDO PARKINSON X MAS DE 4 AÑOS Y LLEGANDO A UN ESTADO CRITICO DONDE MI CUERPO ERA UN SOLO MOVER CONTINUO A TRAVÉS DE MI MUTUAL POR SER JUBILADO PAMI, ME DERIVARON AL HOSPITAL ITALIANO DE BS.AS. Y FUI SOMETIDO A UNA CIRUGIA DONDE SE ME COLOCARON DOS ELECTRODOS EN MI CABEZA Y UN MICROESTIMULADOR EN MI PECHO, ESTA CIRUGIA ESTUVO A CARO DE LOS NEUROCIRUJANOS CARLOS CIRAOLO Y LOS NEUROLOGOS LA DOCTORA STEFANY Y EL DOCTOR BAUZA, HOY LES PUEDO ASEGURAR QUE SOY OTRA PERSONA, MI VIDA TIENE UN ANTES Y UN DESPUES DE LA CIRUGIA,ES POR ESTO AMIGOS QUE LA VIDA ES HERMOSA , CONVERSEN CON SU NEUROLOGO SI ESTAN EN CONDICIONES DE ESTA CIRUGIA, TU VIDA PUEDE CAMBIAR, TENER UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA POR CUALQUIER CONSULTA LES DEJO MI TELEFONO 0223-4803693, MAR DEL PLATA, LOS SALUDO ATTE .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo13:11

      Qué bueno saber que te ha resultado bien la cirugía y que haz podido realizarla sin pagar aparte por ella. Yo vivo en Chile, aquí el costo de la cirugía es altísimo y no hay hospitales públicos ni mutuales ni nada que la realicen si no abonas todo, que son muchísimos millones. Yo no puedo realizarla porque no tengo el dinero, aunque soy buena candidata por mi edad (22) y mis restantes condiciones :( Pero me alegra por los vecinos argentinos! Saludos <3

      Eliminar
  4. Un hospital estatal donde se atiende gratuitamente
    http://www.hospitalposadas.gov.ar/asist/servicios/neurofx_act.htm

    ResponderEliminar
  5. Pilar13:51

    Muchas gracias por el artículo, no sabeis cuanto me ayudo. GRACIAS DE CORAZON
    Pilar

    ResponderEliminar
  6. Elena, Manuel, Pilar: Muchas gracias por vuestros comentarios, que nos ayudan a pensar sin apresurarnos sobre un tema tan delicado y difícil.
    Daniel: Nos das excelentes noticias, al igual que Adriana. Conocer el testimonio directo de pacientes de Parkinson que se han realizado la cirugía de estimulación cerebral profunda nos sirve a todxs, ya que, como sabéis, aún hay algunos temores sobre la cirugía como opción. Y que en Argentina, donde tenemos buenxs amigxs, podáis llevar adelante esta opción terapéutica mediante el sistema de sanidad pública o mixto (como el INSSJP o PAMI), sin cargo y accesible a todas a personas con Parkinson candidatas para esta terapia, es muy destacable, especialmente en un mundo en el que las prestaciones sanitarias son cada día más privativas y que son muy pocos los sistemas sanitarios que brindan una cobertura sanitaria de esa amplitud.
    Agradecidxs por vuestra amabilidad, saludos cordiales a cada unx.

    ResponderEliminar
  7. HOY LES COMENTO ...CONOCEN EL PARKISON ....PUES YO SI NO LO OCULTEN .....VIVAN CON EL....... RESTO DE NUESTRAS VIDAS,CONVIERTELO EN TU MEJOR AMIGO DALE TODO LO QUE TE PIDE SOBRE TODO MUCHA FELICIDAD NO LE TENGAS MIEDO QUE SU DEPRECION Y DESEO DE VENCERTE NO AMELLEN TU FELICIDAD UNETE A AMIGOS CON DESEO DE VENCER.... MEJOR ES TENERLO VER COMO TE MATA PARTE DE TU CELEBRO ,TE TIRA AL PISO DE CAIDA PERO TU TE LEVANTA Y TERMINA LO QUE EMPEZASTE TE HACE LLORAR POR IMPOTENCIA Y TU LA CONVIERTE EN FELICIDAD ...NO LA NIEGUES ES TUYA DE POR VIDA DEMUESTRALES A TODOS QUE ERES MAS FUERTE ,,PERO SOBRE TODO QUE ERES FELIZ......................Y TE DIGO DALE LO QUE TE GUSTA ..NO TU VIDA......Y A MI CELEBRO EL CUERVO LE INSTALARE SISTEMA ELECTRICO NO MAS ANTIDEPRESIVOS ..............LA DEPRECION ES EL SUICIDIO

    ResponderEliminar
  8. Fabio13:28

    ¡Excelente! Les cuento que a mí me diagnosticaron hace 5 meses, tengo 46 años y sentí que el mundo se derrumbaba sobre mí. Al momento recordé el suicidio de Robin Williams por el Parkinson, busqué información para comprender cómo estaba para elegir suicidarse, imaginé que estaba como en coma. Lo que encontré es basura, notas que, bien dicen, se tranquilizan porque concluyen que se suicidó por el Parkinson y con eso es como que todos debemos quedarnos tranquilos. Pero a mí me angustió mucho su muerte y ni sabía que yo tenía parkinson! Qué pasa en cada uno lo sabe cada uno, y me alegran mucho al ver que otras personas con la enfermedad no aceptan respuestas lineales, que llevan a pensar: Bien, si tienes Parkinson, es lógico que te suicides. ¿Cómo quedamos los que estamos enfermos? Yo, DESTROZADO. Pero leo esta profunda reflexión y dan en el centro: no sabemos porqué las personas se suicidan y el Parkinson no es la respuesta.
    Aún no sé cómo será vivir con Parkinson, pero saber que hay gente como ustedes me permite pensar que mi vida puede seguir. Comenzaba un fin de semana pensando en morir y ahora pienso en vivir, no imaginan cuánto se los agradezco. Un abrazo, muchas muchas gracias. Fabio, México DF

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2:31

      Qué bonito mensaje! Me sucedió lo que a ti, Fabio, y encontrar personas como vosotros me ayuda mucho. Gracias amigos

      Eliminar

Los comentarios están funcionando erráticamente. Por favor, insiste, procuraremos encontrar pronto una solución.
Si no tienes una cuenta Google, puedes escribir tu apodo o tu nombre, utilizando la opción NOMBRE/URL (no es preciso que añadas una URL si no tienes una página web :P).
Muchas gracias por tu comentario y por tu interés.

 
Ir arriba