Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

01 julio 2008

Parkinson VS. Alzheimer

Parkinson VS. Alzheimer
Es una de las llamadas “enfermedades extrapiramidales”. Se llaman así porque afectan a los sistemas del cerebro que controlan y mejoran la realización de movimientos voluntarios, que dependen del sistema piramidal. El sistema piramidal consiste en las neuronas que están situadas en ciertas zonas de la corteza del cerebro, y que a través de sus prolongaciones o axones (“cables” que conectan las neuronas) dan órdenes a otras neuronas situadas en la médula espinal, de la que nacen los nervios que llegan hasta los músculos. Así, los músculos ponen en práctica las órdenes del cerebro para hacer los movimientos voluntarios. Para que movimientos voluntarios como caminar o escribir se hagan armoniosamente el sistema motor piramidal necesita la ayuda del sistema extrapiramidal. Las neuronas que se encargan de esto están en lo profundo del cerebro y producen una molécula llamada dopamina.
En la enfermedad de Parkinson se produce un deterioro progresivo, de causa desconocida, de estas neuronas productoras de dopamina. El paciente, que suele ser mayor, comienza a tener temblor en las manos, comienza a moverse más lentamente y hace los movimientos con más torpeza porque los miembros están rígidos y agarrotados. Esta enfermedad es frecuente entre ancianos y aún no existe un tratamiento curativo eficaz. Sin embargo, se pueden mejorar los síntomas durante bastante tiempo con medicamentos que aumentan la dopamina en el cerebro. Alzheimer: El Alzheimer es un trastorno degenerativo de la corteza cerebral que da lugar a un tipo de demencia progresiva y crónica, en edad media o avanzada, caracterizada por pérdida de la razón, de la memoria, de la percepción y del sentido de la orientación. El Alzheimer es la causa más frecuente de la “demencia senil”. La pérdida de neuronas de la corteza cerebral hace que aparezcan en el cerebro unas lesiones microscópicas características (placas seniles y marañas neurofibrilares) que curiosamente también existen en el cerebro de los pacientes con síndrome de Down, aunque no con tanta intensidad. Los pacientes con esta enfermedad empiezan a perder muy lentamente sus facultades mentales. Al principio les resulta difícil memorizar hechos recientes, pero luego olvidan todos los sucesos recientes porque no son capaces de aprender nada. Típicamente preguntan una y otra vez la misma cosa. Este proceso de deterioro cognitivo lleva a perder la orientación (no saben dónde están ni qué día es) y la capacidad de razonar con lógica, de reconocer a las personas y por tanto de valerse por sí mismos. Al cabo de unos años el paciente no puede moverse de la cama, comunicarse ni alimentarse normalmente. Este deterioro puede frenarse moderadamente con medicamentos que suplen la producción de sustancias que el cerebro necesita. Uno de los grandes debates en la averiguación del origen del Alzheimer es si se trata de una enfermedad genética o no, ya que algunas familias acumulan muchos casos y se ha visto que tienen una variante especial del gen de la Apo-E.
El neurólogo colombiano Ezra Elkayam, especialista en tratamiento de Parkinson y Alzheimer en el Hospital Town & Country de Tampa, nos da algunas de las claves de la relación y los puntos comunes de estas dos enfermedades. Ninguna de las enfermedades se cura ni se puede prevenir, por lo que un diagnóstico temprano es de las pocas soluciones. “Es muy importante que ambas enfermedades se diagnostiquen pronto. El Parkinson suele ser más fácil de reconocer, lo diferente del Alzheimer es que hay que hacer más estudios para excluir otras posibilidades como un tumor en la cabeza, alguna otra forma de demencia que conlleve pérdida de memoria…Cuanto antes se diagnostique y se trate más se puede prevenir continuar perdiendo memoria”, afirma Elkayam.
Ambos trastornos se tratan con fármacos, y en el caso del Parkinson también conviene que el paciente haga terapia física si tiene dificultad para caminar. El desconocimiento sobre la causa última de ambas enfermedades es lo más inquietante. “No se sabe por qué da Parkinson o Alzheimer. En 1980 se creía que el Alzheimer daba por niveles altos de aluminio en la sangre, adquiridos por productos de aluminio usados en la cocina, pero no tiene nada que ver. Hay pacientes que sufren de Alzheimer definitivamente por razones genéticas, pero hay otros que no sabemos”, explica el neurólogo colombiano, “por el Parkinson se le había echado la culpa a la contaminación industrial en los últimos cien años, pero eso tampoco se ha probado. Es interesante que el ser humano es el único que tiene Parkinson”, continúa Elkayam.
Muchas líneas de investigación están abiertas en ambos casos a escala mundial. En el caso del Parkinson se han hecho transplantes de células productoras de dopamina procedentes de las glándulas suprarrenales de fetos muertos al nacer y ha habido algunos éxitos. En algunas partes del mundo se baraja la posibilidad de conseguir tratamientos más eficaces obteniendo neuronas procedentes de células madre obtenidas de embriones o por clonación de células no embrionarias, aunque el doctor Elkayam no cree que este campo de investigación tenga mucho que ofrecer. Estas vías están aún explorándose y avivan discusiones éticas. La principal discusión sobre el origen del Alzheimer, sin embargo, va encaminada a descubrir si es una enfermedad genética. El doctor Elkayam no cree que estas dos variables estén directamente relacionadas. “Para razones de experimentación estoy a favor de los marcadores genéticos para detectar precozmente la enfermedad, pero para los pacientes comunes y corrientes no son necesarios”, declara el neurólogo de Town & Country Hospital.

1 Comentario:

  1. La función de la glándula suprarrenal se relaciona con una variedad amplia de hormonas lanzadas por estas estructuras y es dirigida sobre todo por la respuesta del cuerpo a los estresores y a los productos químicos lanzados cuando se presentan ciertos ambientes. Existen remedios naturales que mejoran la función de las glándulas suprarrenales para mantener la salud en optimas condiciones.

    ResponderEliminar

Los comentarios están funcionando erráticamente. Por favor, insiste, procuraremos encontrar pronto una solución.
Si no tienes una cuenta Google, puedes escribir tu apodo o tu nombre, utilizando la opción NOMBRE/URL (no es preciso que añadas una URL si no tienes una página web :P).
Muchas gracias por tu comentario y por tu interés.

 
Ir arriba