Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

23 octubre 2013

La acupuntura podría tener un efecto neuroprotector en el Parkinson


Para la enorme mayoría de quienes somos occidentales, el desconocimiento sobre la medicina tradicional de Oriente es abrumador. Genéricamente, hablamos de "terapias alternativas", sin conocimiento siquiera de dónde se han originado. A veces utilizamos estas terapias, como la acupuntura, la digitopuntura, la reflexología, las prácticas de tai chi y yoga, guiados por la búsqueda de tratamientos que colaboren con nuestra salud y no provoquen insidiosos efectos secundarios, pero en cuanto escuchamos hablar de "energías", "meridianos", "yin y yang" somos muy propensos a pensar que se trata de cuestiones, digamos, místicas, muy alejadas de lo que entendemos por medicina.
Investigadores de universidades e instituciones prestigiosas occidentales han venido estudiando algunos aspectos de estas terapias, en su perspectiva más pragmática, si se quiere, pero no es poca cosa que se busque en esta medicina tradicional lo que las personas de Oriente encuentran. Sabemos que hay quienes miran con gran desconfianza estas intervenciones de las terapias alternativas por considerarlas sin fundamento según los cánones científicos occidentales, o por verlas como mistisismo, magia o mera sugestión o efecto placebo. Nosotros no sabemos tanto como para refutar ni la medicina occidental ni la oriental: estamos formados y pensamos occidentalmente, a pesar de lo cual no quisiéramos que esto nos impida intentar comprender y sacar provecho de cuanto pueda resultarnos de ayuda a los pacientes de Parkinson.

Por ello, nos resulta muy interesante que una nueva investigación revele cómo la acupuntura protegería al cerebro en las áreas afectadas por la enfermedad de Parkinson.

Científicos del Centro Colaborador para la medicina tradicional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han descubierto dos puntos de acupuntura que previenen la ruptura de una importante enzima protectora del cerebro, la tirosina hidroxilasa. Esta enzima ayuda al cuerpo a crear la levodopa, un importante precursor de la dopamina y el fármaco utilizado en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Ahora se sabe que la acupuntura previene la disminución de levodopa en las porciones del tálamo del cerebro, mejorando así la función de motora, que está afectada en la enfermedad de Parkinson.

La pérdida de las neuronas de dopamina en la parte de la sustancia negra del cerebro es una clave de la patología en la enfermedad de Parkinson y en la discinesia tardía. Los científicos la Organización Mundial de la Salud (OMS) han descubierto que la acupuntura inhibe la disminución de la tirosina hidroxilasa en las neuronas dopaminérgicas nigroestriatales, protegiendo de esta manera los niveles de neuronas de dopamina en la región de la sustancia negra del cerebro. La reducción de estas neuronas conduce a la enfermedad de Parkinson y la estimulación de acupuntura de los puntos de acupuntura GB34 y LV3 evita esa dismunución mediante el mantenimiento de los niveles de tirosina hidroxilasa.

Acerca de los puntos de acupuntura

El punto de acupuntura LV3 (llamado "Taichong") se ha utilizado históricamente para tratar temblores, como los asociados con la enfermedad de Parkinson. Se encuentra en el dorso del pie, en la fosa entre los primero y segundo huesos metatarsianos. Las aplicaciones más comunes para el uso del punto LV3 incluyen el tratamiento de trastornos menstruales, dolores de cabeza, mareos, epilepsia, temblores, presión arterial alta, insomnio y visión borrosa.

El punto de acupuntura GB34 (llamado "Yanglingquan") se ha usado históricamente para tratar una variedad de condiciones, incluyendo hemiplejía, parálisis total del brazo, la pierna y el tronco en un lado del cuerpo. El uso común por los acupunturistas con licencia incluye el tratamiento de los trastornos de los tendones, los ligamentos y las articulaciones. El punto GB34 está indicado para el tratamiento de condiciones relacionadas con el dolor, como la ciática, dolor de cadera, dolor en las articulaciones, dolor muscular, dolor en el tendón y el dolor en la rodilla.

Según la teoría de la medicina china, los dos puntos de acupuntura armonizan el canal de Shao Yang. Esto hace que los dos puntos resulten muy adecuados para el tratamiento de trastornos asociados con temblores y otros síntomas asociados con la enfermedad de Parkinson. Se requiere más investigación para determinar si existen otros puntos de acupuntura que armonizan el canal Shaoyang para evitar disminuciones de la tirosina hidroxilasa en el cerebro.

Fuentes: Health CMI, PubMed

¿Algún comentario?

Publicar un comentario

Los comentarios están funcionando erráticamente. Por favor, insiste, procuraremos encontrar pronto una solución.
Si no tienes una cuenta Google, puedes escribir tu apodo o tu nombre, utilizando la opción NOMBRE/URL (no es preciso que añadas una URL si no tienes una página web :P).
Muchas gracias por tu comentario y por tu interés.

 
Ir arriba