Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

07 enero 2014

Problemas urinarios y gastrointestinales en el Parkinson


Las características clínicas de la enfermedad de Parkinson recuerdan al bambú. A primera vista, el Parkinson parece ser una condición muy reducida, que se caracteriza por problemas con el movimiento, como el temblor, la rigidez muscular y la lentitud en el movimiento. Tras una inspección más detenida, resulta que, al igual que la planta de bambú, desarrolla raíces que aparecen y crecen en lugares inesperados y no deseados, y nos encontramos con que la enfermedad de Parkinson no se limita a un trastorno del movimiento ya que también tiene raíces en la forma de numerosas características clínicas que tienen poco o nada que ver con el movimiento.

Entre estos síntomas no motores del Parkinson están las alteraciones en el sistema nervioso autónomo, es decir, la parte del sistema nervioso que controla funciones corporales "automáticas", tales como la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la sudoración, la función sexual, la función gastrointestinal y la urinaria. Este artículo se centrará en estos dos últimos problemas, que son a menudo de los problemas más graves y complejos que enfrentan las personas con enfermedad de Parkinson.
En este espacio hemos tratado estos temas en variados artículos (buscad por palabra clave en el cuadro de búsqueda, a la derecha, si queréis ampliar algún tema), pero las diversas perspectivas informan mejor, y en esta ocasión queremos enfocarnos en los problemas urinarios y gastrointestinales, para lo que es conveniente comprender el conjunto de dificultades relacionadas.

La boca: Los problemas dentales y la salivación

En el cuerpo humano el sistema gastrointestinal se extiende desde "proa a popa," comenzando con la boca y terminando en el ano. Las personas con Parkinson pueden experimentar problemas con la función gastrointestinal en ambos extremos y prácticamente en todas partes en el medio.

Vamos a empezar en la parte superior. Hay una percepción general de que las personas con Parkinson son propensas a problemas dentales debido a dificultades para cepillarse los dientes, junto con el exceso de saliva y quizás una afición por los dulces. Sin embargo, los estudios en general no han confirmado esto. De hecho, en varios estudios realizados en Japón, las personas con EP tenían menos dientes cariados o que las personas de edad comparable que no tienen la enfermedad de Parkinson, aunque son datos restringidos. Por otro lado, las personas con Parkinson pueden enfrentar otras anomalías orales, de carácter difícil, como una sensación de ardor en la boca. El bruxismo o rechinar de los dientes también pueden ocurrir y esto puede conducir a un daño dental y la disfunción de la mandíbula.

El exceso de saliva en la boca, lo que a menudo causa babeo, ha sido reconocido como una característica del Parkinson desde que James Parkinson describió el síndrome en 1817. Los estudios han demostrado que entre 70 a 78% de las personas con Parkinson experimenta este problema. Si bien no es peligrosos o potencialmente mortal, a veces puede ser tan socialmente vergonzoso, a punto que las personas se ponen reacias a salir y tener contacto social.

Esta condición no es debida a un exceso de producción. Por el contrario, la mayoría de las personas con Parkinson en realidad produce menos saliva de lo normal. El problema es que la enfermedad de Parkinson reduce la frecuencia de la deglución automática, es decir, la velocidad de tragar la saliva, y esto a su vez permite que la saliva se acumule dentro de la boca y luego escape cuando se abre la boca. El babeo puede ser controlado temporalmente por la goma de mascar o al chupar caramelos duros, lo que desencadena la acción de tragar. Esto puede ayudar en situaciones sociales y durante charlas prolongadas, pero no es una solución constante para el control de la saliva. Hay algunos apoyos técnicos, que aún no se utilizan extendidamente, que son de ayuda en parte de los pacientes que los utilizan, aún a modo, digamos, experimental.

Otro recurso puede ser tomar medicamentos para reducir la formación de saliva, pero pueden hacer la saliva más densa y dura. Estos medicamentos (uno es el trihexifenidilo) también pueden agravar los problemas intestinales y de la vejiga e incluso pueden afectar la memoria. En cambio, el uso de gotas de atropina para los ojos aplicadas en la boca (una gota en o debajo de la lengua, una o dos veces al día) puede evitar estos efectos adversos y ser eficaz. Y en casos severos, se ha encontrado de utilidad las inyecciones de toxina botulínica o botox, con usos terapéuticos cada vez más extensos, en las glándulas salivales, para reducir la formación de saliva y babeo.

Disfagia

La dificultad para tragar, o disfagia, es un problema muy común en el Parkinson. Al menos el 50 por ciento (algunos estudios sugieren incluso más del 80%) de las personas con EP experimenta dificultades para tragar, y un porcentaje aún mayor muestra anormalidades en las pruebas de rayos X de la deglución.

La dificultad para tragar se debe generalmente a la falta de coordinación entre los muchos músculos de la boca y de la garganta que deben trabajar juntos en perfecta precisión para producir la deglución normal. Cuando la comida se atasca en la boca, la persona puede tener que probar varias veces para completar tragar un bocado. Los músculos de la parte posterior de la garganta -y del esófago- también pueden perder la coordinación, y las personas que tienen dificultad para tragar tienen un mayor riesgo de que el alimento o el líquido entre en la tráquea. A partir de ahí, puede entrar en los pulmones (llamado "aspiración"), lo que puede resultar en neumonía, atragantamiento o ahogo, si el cuadro se complicase.

Aunque el tratamiento de la disfagia puede ser difícil, los logopedas pueden instruir a los pacientes en técnicas de deglución y en el diseño de los cambios en la consistencia de los alimentos que reducen el riesgo de aspiración. Algunas mejoras en la coordinación de los músculos utilizados para tragar se pueden lograr a través de ajustes en los medicamentos para la EP. Sólo en muy raras ocasiones es necesario colocar una sonda de alimentación.

Problemas en el estómago

La alteración de la capacidad de vaciar el contenido del estómago, llamada gastroparesia, es otra posible complicación gastrointestinal del Parkinson. Esto puede producir una sensación de hinchazón y hacer que las personas se sienten llenas a pesar de haber comido muy poco. A veces pueden producirse náuseas.

La incapacidad del estómago para vaciar en el momento oportuno puede también perjudicar o retrasar la efectividad de medicamentos para la enfermedad de Parkinson, especialmente la levodopa, ya que la levodopa se absorbe en el intestino delgado y no puede llegar a su destino si se queda atrapado en el estómago.
El tratamiento de la gastroparesia en el Parkinson no se ha estudiado ampliamente. La domperidona es un medicamento eficaz, pero no está disponible en todos los países, y siempre debe ser suministrada si el profesional especialista lo indica.

Hay tratamientos que omiten que el fármaco pase por el estómago, tales como la administración de fármacos por vía transdérmica, mediante parche en la piel, con buenos resultados en una parte de los pacientes. Otro tratamiento es la bomba de infusión intraduodenal, la que tampoco está disponible en todas partes y sus resultados, de acuerdo con la inversión de esfuerzos y cuidados y los beneficios, no siempre son auspiciosos ni de utilidad para todos los pacientes.

Disfunción del intestino

El problema gastrointestinal más ampliamente reconocido en la enfermedad de Parkinson es el deterioro de la función intestinal. Puede ser de dos tipos. La disfunción más conocida disminuye la frecuencia de las deposiciones, conocida como estreñimiento. La definición actual del estreñimiento es menos de tres evacuaciones por semana. Las estimaciones del número de personas con enfermedad de Parkinson que experimentan este rango de dificultad va del 20 al 77%. La disminución de la frecuencia del movimiento intestinal se debe al lento desplazamiento del material a través del colon, y hasta el 80 por ciento de las personas con Parkinson puede experimentar este lento ritmo de tránsito intestinal.

El tratamiento del estreñimiento por tránsito lento en la EP implica medidas destinadas a aumentar la motilidad del colon. El primer paso es aumentar tanto la ingesta de líquidos como de fibras alimentarias. Las recomendaciones actuales sugieren que la ingesta diaria de fibra debe estar en el rango de 20 a 35 gramos. El consumo de fibra se puede aumentar a través de medidas dietéticas o suplementos de fibra. Algunos pacientes que consumen regularmente semillas trituradas de linaza (o lino), que contiene mucha fibra, nos comentan que mejoró el estreñimiento. Las semillas trituradas de linaza se pueden comprar en herboristerías o negocios de productos naturales. Existen otros productos naturales con alto contenido de fibra, y otros que producen un efecto laxante suave, pero no deben tomarse si consulta médica previa, y nunca se deben consumir laxantes o purgantes sin indicación médica y muy ocasionalmente, pues podrían producirse problemas serios.

Si la ingesta aumentada de fibra y líquido no es suficientemente efectivo, el siguiente paso puede ser añadir un ablandador fecal. Si el problema persiste, el médico puede sugerir el inicio de un agente que extrae fluido en el colon, como la lactulosa. Si eso no ayuda con el problema, se puede emplear un agente de limpieza de colon, con indicación médica. Y si todo lo demás falla, puede ser necesario recurrir a enemas, pero sólo bajo la supervisión de un médico. Se necesita encontrar nuevos tratamientos para aumentar la velocidad de tránsito intestinal en los paciente con Parkinson, y los investigadores están llevando a cabo estudios de algunos agentes potenciales.

El otro tipo de alteración de la función intestinal en la enfermedad de Parkinson, menos conocido, es la dificultad con el acto de la defecación en sí. Normalmente, este problema se manifiesta en un esfuerzo excesivo, y a veces, vaciado incompleto. En estudios de investigación, se demuestra que este problema es en realidad más común en tanto disminuye la frecuencia del movimiento intestinal. La dificultad con el acto de la defecación se debe a un fallo de los músculos del esfínter rectal para relajarse de forma coordinada cuando se está intentando realizar la evacuación intestinal , quizás debido a un espasmo o distonía, que afecta a estos músculos.

Los medicamentos descritos anteriormente para acelerar el tránsito intestinal no son de valor para hacer frente a este problema, es posible que incluso podrían empeorar las cosas al precipitarse más materia fecal a una "puerta" rectal que no se quiere abrir. No existe un tratamiento consensuado para este problema, pero mantener las heces blandas parece lógico. Ha habido algunas sugerencias de que inyecciones de apomorfina justo antes de intentar una evacuación intestinal pueden ser útiles, pero no se han realizado estudios formales de este enfoque. Las inyecciones de toxina botulínica (botox) en los músculos del esfínter también se han empleado con éxito en un número de pacientes.

Vejiga y dificultades urinarias

La vejiga o el sistema urinario dificultades también son comunes en la enfermedad de Parkinson. Estudios de investigación más antiguos indican la presencia de la función urinaria alterada en poco más del 70% de los pacientes con EP, aunque estudios recientes sugieren una modesta frecuencia de 27 a 39%. A pesar de la frecuencia de la disfunción urinaria, la incontinencia urinaria real es relativamente poco común. La incontinencia problemática se desarrolla en sólo un 15 por ciento de los pacientes.

A diferencia de la disfunción intestinal, que puede preceder, a veces por años, el desarrollo de las disfunciones motoras en las personas con enfermedad de Parkinson, la disfunción urinaria usualmente no se hace evidente hasta las etapas tardías de la enfermedad. La función primaria de la vejiga es doble: para almacenar la orina mientras se forma y después, la de vaciar la orina cuando es conveniente y socialmente aceptable hacerlo. Con el Parkinson, los problemas pueden surgir en ambas áreas.

Los síntomas urinarios más comunes que experimentan las personas con Parkinson son, en primer lugar, la necesidad de orinar con extrema frecuencia, y, en segundo lugar, la dificultad para retrasar la micción cuando se percibe la necesidad, creando la sensación de la urgencia urinaria. Estos síntomas suelen indicar una vejiga irritable o hiperactiva que está diciendo al cerebro que está llena y hay que vaciar cuando, de hecho, en realidad no lo está. Además de la frecuencia y la urgencia urinaria durante el día, las personas con estos problemas pueden tener que levantarse varias veces durante la noche para orinar.

Los medicamentos que funcionan para bloquear o reducir la hiperactividad de la vejiga pueden ser útiles en el tratamiento de esta forma de disfunción de la vejiga. Hay una variedad de medicamentos disponibles para este fin, incluidos los medicamentos más antiguos, como la oxibutinina y la tolterodina, y medicamentos más nuevos, como la solifenacina y darifenacina, por supuesto, indicados por el profesional médico, ya que los fármacos anticolinérgicos deben ser consumidos con cuidado por los pacientes con Parkinson. También se está utilizando la toxina botulínica o botox como tratamiento para la vejiga hiperactiva, con buenos resultados.

El deterioro de vaciado de la vejiga es una condición menos frecuente pero problemática de la disfunción urinaria en el Parkinson. Esta dificultad se produce por un retraso o dificultad en la relajación de los músculos del esfínter uretral, que es necesaria para permitir que la vejiga se vacíe. Esto puede resultar en la vacilación en iniciar la micción, dificultad en la generación de una corriente y/o vaciado incompleto de la vejiga. La distonía del esfínter uretral también se ha descrito.

Los medicamentos antes mencionados no son útiles para este tipo de disfunción de la vejiga y en realidad puede agravar la dificultad. Los medicamentos como el betanecol pueden ser útiles, pero la auto-cateterización intermitente a veces es necesaria. Antes de iniciar un tratamiento con medicamentos, el médico debe asegurarse de que algún proceso no relacionado, como un agrandamiento de la próstata u otro, no es responsable del problema.

Si tienes alguna de estas disfunciones urinarias, no debes tomar menos líquido con la ilusión de alivarles. Estos problemas no tienen relación con tomar mucho líquido, por el contrario, beber agua e infusiones suaves ayuda mucho tu salud, y bebiendo menos podrías sufrir de deshidratación y otros problemas de seriedad. No dejes de tomar líquidos, en abundante cantidad, en cualquier clima.

La línea de fondo

Ambos problemas, gastrointestinales y urinarios, son características frecuentes de la enfermedad de Parkinson. La conciencia de su existencia y el reconocimiento de su presencia son los primeros pasos necesarios para un manejo adecuado. Las personas con Parkinson no deben dudar en llevar estos problemas a la atención de sus médicos, en especial dado que el tratamiento eficaz a menudo está disponible.

A muchas personas estos problemas les provocan un pudor grande, a tal punto que se aíslan de la vida social y familiar. Por supuesto que son dificultades molestas, pero tienen el peso cultural de lo escatológico, de lo que no se debe hablar ni reconocer que sucede. Vaya, como si los seres humanos no precisáramos evacuar lo que sobra... ¡Los industriales de sanitarios, cañerías, cloacas agradecen que nuestros cuerpos funcionen! El pudor puede servirnos para cuidar nuestra intimidad, para mantener civilizadas las relaciones sociales; si en lugar de cuidar nuestra intimidad, la empeora, y lejos de cuidar las relaciones sociales nos encierra, entonces el pudor deja de servirnos para ocasionarnos más problemas que los ya tenemos.

Fuentes: PDF y socixs de EPIT Illes Balears

21 Comentarios:

  1. Anónimo0:50

    Mi mamá tiene vejiga hiperactiva que no la deja dormir durante la noche xq se despierta a cada rato. En mi país el tratamiento con inyecciones de botox es muy costoso, pregunté despues de leer esta nota a la médica de mi mami pero no lo podemos pagar. Si no tienes dinero el parkinson es mucho peor.
    Gracias de todos modos por la nota, veremos si on medicación mejora.
    Marcia, de México DF

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo7:20

      A mi también me sucede y tengo problemas gástricos, días peors y mejores. Tampoco sabia del botox para esto. Consulte pero cuesta muchísimo dinero y no es una inyccion si no que deben darte cada varios meses. Como dices, el pk es mucho peor si no tienes dinero.
      Hace poco tiempo me dieron continex 15 pero todavía no me hizo ningen efecto, y los comprimidos son costosos :(
      Muy buen blog, gracias por toda la informacion y la comunicacion.
      Saludos a tod@s! Yeni

      Eliminar
  2. Anónimo20:18

    Mi madre tiene parkinson y un deterioro vascular mental, por dos veces ha hecho deposición en el pañal. Es normal en esta enfermedad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xavier11:19

      Buen día. No es usual que suceda por la enfermedad de Parkinson, salvo en casos muy avanzados, pero como mencionas el deterioro vascular mental, podría ser por ello. Sería muy importante ayudarle con terapias que frenen el deterioro mental, y que su médico estudie si esto le continúa sucediendo. Saludos, Xavi

      Eliminar
  3. Anónimo20:06

    ROSA si alguien me puede decir que cosa puedo hacer porque mi madre tiene dolores de estomago y problemas de intestino ,tiene el Parkinson toma el madopar no se que cosa darle para el dolor

    ResponderEliminar
  4. Anónimo16:33

    Mi Madre esta pasando POR la misma situation y no he encontrado medicina que alivie la contractura en el estomago. Para mejorar el moviniento intestinal come cereal, linaza, sesame con yogurt.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Lamentablemente son problemas usuales en el Parkinson y sin un buen tratamiento aún. La medicación para la enfermedad de Parkinson puede producir como efectos adversos dificultades gástricas; ante esta situación, es preciso consultar con el médico de referencia. Las semillas de linaza o lino, por lo que sabemos, ayudan, pero conviene utilizarlas trituradas, no enteras, y, preferentemente, evitar el yogurt y los lácteos cuando la situación es difícil. En muchos lugares se venden ya trituradas pero si no es muy sencillo hacerlo y se absorben más fácilmente. Muy importante es beber mucho líquido, agua preferentemente, sin importar si se tiene sed o no ni la temperatura ambiente, al menos 2 litros al día. Esto colabora al movimiento intestinal y a evitar dolores al momento de evacuar. No sabemos si tu madre puede caminar, pero una caminata diaria también colabora. Y, desde luego, la ansiedad, la depresión, las disfunciones psicológicas y psiquiátricas empeoran la situación.
      Una compañera de ruta nos ha comentado que, cuando sufre de contracturas o dolores intensos en el estómago, le ayuda realizarse masajes en forma circular en el vientre, en el sentido de las agujas del reloj, recostada, mientras procura respirar profundamente pero sin esfuerzos. Nos recuerda los masajes en las panzas de los bebés, que sí hemos practicado.
      También nos han comentado que, para situaciones ocasionales, en lugar de utilizar laxantes de laboratorios, es de ayuda utilizar hojas de sen, con las que se puede elaborar un té o infusión. Estas hojas se venden en herboristerías o casas de productos naturales. Tienen un efecto laxante que, al parecer, no daña la flora intestinal ni produce dependencia. Se deben utilizar si pasan más de 3 días sin ir al baño y sólo para aliviar la situación, no como tratamiento a largo plazo.
      Las medidas para mejorar los problemas gástricos deben dialogarse con el médico y, a menudo, no se resuelven con un medicamento: se precisan varias acciones y hacer de ellas una rutina diaria.
      Un abrazo a ti y a tu mamá, gracias por escribirnos y puedes consultar más sobre las hojas de sen cliqueando AQUÍ.

      Eliminar
  5. Querida Nely. Me he llevado una gran sorpresa al ver que tu diriges esta pagina y mira por donde yo necesito urgentemente una mejoría
    Desde hace años mis off dificultan la función intestinal.
    Hace ocho meses me implantaron la bomba de Duodopa esta durante el dia funciona bien, pero al tener que desconectarla por la noche ocho horas, el problema intestinal aumenta considerablemente no pidiendo aguantar las ocho horas reglamentarias,y las tres o cuatro horas que a fuerza de un fortísimo aguante, no me queda otra que volverla a poner-
    Estoy desolada, yo que siempre preste ayuda a todo el que lo necesitaba, que ahora que desde hace ocho meses la estoy necesitando yo y no la encuentro


    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:00

    Es un paciente varón de 68 años, tiene parckinson, el mayor problema es para defecar, tiene una persona que lo atiende, pero mi pregunta es ¿Es normal que cada 4 0 cinco días evacue, pero con ayuda, esto es introduciéndole el dedo en el recto para provocarle la evacuación? la técnica me dice que es normal que se trata de paciente especial, pero a mi se me hace dificil comprender, por favor espero su respuesta. gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Los inconveniente que comentas no son inusuales en el Parkinson. Desconocemos la técnica que mencionas, pero, en caso de ser necesario, hay medicación y técnicas mucho menos invasivas y efectivas. Por favor, consulta con el médico de referencia para orientación sobre esta persona en particular, ya que cada caso es diferente.
      Saludos atentos.

      Eliminar
  7. Anónimo18:40

    hola hace unos 2 años me diagnosticaron parkinson,
    en tratamiento con mi neurologa, me receto un agonista Pramiprexol, y mi doctora de cabecera Azilet a demas de un adiro y un omeprazol, despues de unos meses y tras el disgusto y el miedo a lo desconocido empece a experimentar unos dolores de estomago y ardores muy fuertes, unos encogimientos de los dedos de los pies, sudoraciones incontinencia urinaria y temblores en la parte izquierda de todo el cuerpo principalmente pierna y mano, DADO LA SANIDAD TAN MALA DEL MOMENTO Y LA GESTION DEL VACIADO DEL ESTADO POR PARTE POLITICA, Mis visitas se realizan cada 6 8 meses, resultado una mierda. H e decidido irme los domingos a bailar los dias de diario camino hago bicicleta estatica subo muchas escaleras y las bajo, y cuando me duelen los calambres un baño calentito, hace 4 meses que no tomo ningun medicamento, y no estoy bien pero tampoco tan mal como con los medicamentos, Me quiero, me rio, voy al gimnasio y tengp 72 años si os sirve NO PENSEIS QUE ESTAIS MAL, ADELANTE QUE SE PUEDE UN ABRAZO COLEGAS Y VIVIR LO QUE PODAMOS '

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá no era el medicamento adecuado o la dosis... En todo caso, estamos de acuerdo contigo en que es deber del Estado proveer el mejor sistema sanitario posible. No recomendamos abandonar los tratamientos médicos pero cada cual decide sobre sí. Cuídate y abrazos a ti.

      Eliminar
  8. Hola te cuento que mi suegra sufre de parkinson tiene 74 años estamos preocupados porque le cuesta comer, mantiene todo en la boca y luego la bota y ademas le cuesta defecar sera necesario llevarla a un neurologo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Sin dudas, es muy necesario que tu su suegra consulte con un/a neurólogo/a. Por lo que nos comentas, sufre síntomas de disfagia (problemas en la deglución), que podrían traer complicaciones severas si no se atienden. También sería de mucha utilildad consultar con logopedia, que darán buenas indicaciones para mejorar la deglución.
      No aguarden, por favor, y consulten a la brevedad con un especialista.
      Saludos atentos.

      Eliminar
  9. Elena15:15

    Mi problema con la micción no me permite casi dormir. Todo el tiempo siento que preciso ir, y por la noche me levanto 8 o 10 veces, es desesperante porque ni dormir tranquila puedo. Me cambiaron la medicación pero no mejora. Qué es eso del botox par este problema? Os agradecería vuestra explicación. Gracias por su valioso trabajo que tanto ayuda. Con afecto, Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elena. La toxina botulínica o botox se utiliza para personas con vejiga hiperactiva, no para otras disfunciones urinarias. Consiste en la aplicación de inyecciones que reducen la necesidad de orinar tan frecuente. Por supuesto, debe indicarlas un médico y debería consultarse con urología para saber cuál es la disfunción que produce la urgencia en la micción antes de intentar con este tratamiento. El efecto de la toxina botulínica no es permanente, por lo que periódicamente (varios meses o un año, varía de persona en persona) es preciso aplicarla nuevamente.
      Cariños a ti, gracias por el contacto.

      Eliminar
  10. Anónimo2:41

    mi problema es con la micción nocturna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Además de conusultar con tu médico, te sugerimos la consulta con urología, para que diagnostique la disfunción y proponga el tratamiento más adecuado para ti. Hay medicación que puede ayudar así como el tratamiento con toxina botulínica, pero dependerá del diagnóstico y de la indicación de los profesionales médicos. Ciertamente, es un problema que afecta a muchxs y puede resultar muy perturbador.
      Ánimos y un abrazo.

      Eliminar
  11. Hola..quisiera saber comí manejan las alucinaciones. Creo que se deben a efectos secundarios de la medicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fiorella. Las alucinaciones pueden estar causadas por la medicación o por un deterioro cognitivo, lo cual debe precisarlo el médico de referencia. En caso de un efecto secundario de la medicación, suelen cambiar las dosis o la medicación, o añadir medicación para las alucinaciones. En caso de deterioro cognitivo,además de medicación, se indican terapias complementarias y psicoterapia. No es inusual como efecto secundario de algunos medicamentos, pero el neurólogo debe estudiar el origen de las alucinaciones para poder indicar el tratamiento acorde.
      Saludos atentos.

      Eliminar
  12. Anónimo18:03

    Como están. Mi padre tiene Parkinson y en estos momentos esta padeciendo un problema urinario, ya ha ido al médico , la prostata ok, analisis de sangre ok, y el analisis de orina también...e incluso le pusieron sonda por una semana, no me explico que es lo que le sucede, en esta enfermedad, se contraen los músculos, y me imagino q es parte de su enfermedad, pero eso, los medicos no lo excplican. Ahora leyendo sobre la vejiga hiperactica, es un buen dato, ya que probablemente puede ser eso, más no lo sé...la verdad estoy confusa, los síntomas de esta enfermedad nos raras, mi padre no puede dormir, porque no puede ir al baño por la noche. Que me aconseja , que hacer, como ayudarlo. Gracias

    ResponderEliminar

Los comentarios están funcionando erráticamente. Por favor, insiste, procuraremos encontrar pronto una solución.
Si no tienes una cuenta Google, puedes escribir tu apodo o tu nombre, utilizando la opción NOMBRE/URL (no es preciso que añadas una URL si no tienes una página web :P).
Muchas gracias por tu comentario y por tu interés.

 
Ir arriba