Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Para compartir esta nota utiliza los íconos que aparecen en el sitio.

Leer esta nota: http://www.laprensa.hn/guiamedica/temas/1198825-418/la-vitamina-d-no-es-la-panacea-para-las-enfermedades-cerebrales
Copyright © www.laprensa.hn

10 octubre 2013

La persistencia de preocupaciones económicas reduciría las capacidades cognitivas


La pobreza, y todo lo relacionado con ella, requiere tanta energía mental que los más desfavorecidos ven mermadas sus capacidades para dedicar a otras áreas de la vida, según un estudio que publica la revista Science. Este hecho se explica, según los investigadores, porque la función cognitiva de una persona se ve disminuida por el esfuerzo constante, y cuando un individuo debe afrontar problemas financieros acuciantes, queda con menos recursos mentales para centrarse en asuntos complejos, como la educación, la capacitación para el trabajo e incluso la gestión de su tiempo.

Los científicos han llegado a esta conclusión a partir de dos experimentos. Un primer estudio se realizó a un centenar de compradores en un centro comercial estadounidense, y el segundo, en dos distritos agrícolas de la India. En el estudio de campo en la India, los investigadores descubrieron que los campesinos de cultivo de caña de azúcar sometidos a las pruebas desempeñaron significativamente peor las tareas cognitivas antes de sus cosechas, que es cuando se encontraban bajo estrés financiero, en comparación a después, cuando ya se les había remunerado por sus cosechas. En promedio, en ambos experimentos, las personas preocupadas por problemas de dinero exhibieron una disminución de la función cognitiva similar a 13 puntos en el cociente intelectual.

De acuerdo con los investigadores, esto no puede ser explicado por diferencias en el tiempo disponible, la nutrición, o el esfuerzo del trabajo. Tampoco se puede explicar por el estrés. En cambio, parece que la pobreza en sí reduce la capacidad cognitiva. Sugieren que esto se debe a problemas relacionados con que la pobreza consume recursos mentales, dejando menos para otras tareas. Estos datos proporcionarían una perspectiva sin examinar previamente y ayudarían a explicar el espectro de comportamientos entre los pobres. En el estudio, se discuten algunas implicaciones para la política de pobreza.


¿Llamativo, no? Lamentablemente, no tenemos acceso al estudio completo (pago), que quizá dé cuenta de qué problemas, además del estrés, la alimentación, la falta de salud, de tiempo, de dinero y tantos más consumirían los recursos mentales de los pobres, ya que éstas no parecerían ser las preocupaciones que ocupan gran cantidad de tiempo y recursos mentales de los pobres y generarían una menor capacidad cognitiva. Claro que los pobres tienen menor acceso a la educación, a los medios de información y comunicacion, a las actividades recreativas, a los deportes, a la estimulación cognitiva desde la primera infancia, aunque en este resumen no se habla de ello como causas centrales de la merma de las capacidades cognitivas de los pobres. Esperamos poder obtener el estudio completo en algún momento, ya que, para nosotros, "la pobreza en sí reduce la capacidad cognitiva" (¿según qué exámenes de CI, valen lo mismo para agricultores de India que para compradores de un mall de Estados Unidos...? Queremos suponer que no han utilizado esos viejos tests que inquirían sobre quién fue el tercer presidente de EEUU o quiénes fueron los primeros aviadores...), significa nada, sino un estigma.
¿"Política de pobreza"? Cuánto mejor sería una política de generación y distribución de riqueza.

Nota: El título de la revista Science es, literalmente, "La pobreza impide la función cognitiva", el cual la Revista de Neurología ha "suavizado".

Fuentes: Revista de Neurología, Science Magazine

1 Comentario:

  1. Paula13:01

    He llegado a este post por un tuit, me llamó la atención el título. Ahora que leí todo el artículo y sus fuentes me sumo a la reflexión sobre el estudio, al que considero unos prejuicios enmarcados en cientificismo. A no dejarse engañar: la ciencia también puede usarse para justificar prejuicios y discriminaciones, se ha hecho, se seguirá haciendo. No hay ciencia neutral pero estas locuras colman la paciencia.
    Les felicito por la visión crítica sobre este estudio, los científicos no somos infalibles ni carecemos de preconceptos.
    Saludos,
    Paula

    ResponderEliminar

Los comentarios están funcionando erráticamente. Por favor, insiste, procuraremos encontrar pronto una solución.
Si no tienes una cuenta Google, puedes escribir tu apodo o tu nombre, utilizando la opción NOMBRE/URL (no es preciso que añadas una URL si no tienes una página web :P).
Muchas gracias por tu comentario y por tu interés.

 
Ir arriba