Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Para compartir esta nota utiliza los íconos que aparecen en el sitio.

Leer esta nota: http://www.laprensa.hn/guiamedica/temas/1198825-418/la-vitamina-d-no-es-la-panacea-para-las-enfermedades-cerebrales
Copyright © www.laprensa.hn

22 junio 2010

Falta financiacion, otra vez mas...

La falta de financiamiento frena una investigación rosarina sobre Parkinson
La investigación rosarina que logró inhibir el proceso degenerativo del Parkinson no puede avanzar por falta de financiamiento. Así lo confirmó a La Capital el doctor Claudio Fernández, del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR) quien junto a un grupo de jóvenes investigadores rosarinos de la institución lograron uno de los avances más significativos de los últimos años vinculado con el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas. El hallazgo rosarino alcanzó notoriedad mundial en diciembre pasado cuando llegó a las páginas de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, una de las más prestigiosas del mundo. Y fue tapa de La Capital del 1º de diciembre del 2009.
“Pudimos inhibir in vitro el proceso degenerativo de la enfermedad de Parkinson y ahora lo estamos testeando sobre cultivos de células neuronales”, relata a este diario Claudio Fernández. “Para la etapa que sigue necesitamos alrededor de 5 millones de dólares, que no es tanto dinero si tenemos en cuenta que del resultado obtenido dependerá la obtención de fármacos para el tratamiento de estas enfermedades”, agrega.
De seguir las investigaciones con las hipótesis que manejan, el hallazgo de drogas que frenarían el Parkinson y el Alzheimer cambiaría el pronóstico y tratamiento de enfermedades para las cuales hasta el momento no existe una cura efectiva. Y sería un logro trascendente para la ciudad y el país.
Luego de identificar las regiones donde se desencadena el Parkinson e inhibir el proceso degenerativo, los investigadores rosarinos evaluaron in vitro (aún no en cultivos celulares) si el mismo efecto se daba con la proteína involucrada en el Alzheimer, cosa que finalmente ocurrió. La intención de los investigadores del IBR, que depende del Conicet, es completar la fase preclínica que implica el desarrollo y diseño de compuestos líderes. Esta fase requiere de un abordaje multidisciplinario en el marco de una plataforma tecnológica que permita el desarrollo de fármacos, unica en el país. “El 50% del financiamiento necesario es para el equipamiento de la plataforma de trabajo, lo que permitiría la formación de recursos humanos altamente especializados y la materialización de un espacio de trabajo para que los investigadores no tengan que emigrar”, resume Fernández.
“Aspiramos a generar una estrategia que permita el diseño rápido de estos compuestos y para eso necesariamente debemos pasar de los estudios estructurales con resonancia magnética nucler in vitro, que fue lo que hicimos en la primera etapa, a una segunda instancia que implica testear la actividad de estas sustancias sobre cultivos celulares de neuronas, para luego pasar a modelos de animales invertebrados y seguir con mamíferos (ratones). Una vez que tenemos esa información, volvemos al principio y evaluamos de todos los compuestos cuáles son los más útiles, se los optimiza y se repite el ciclo varias veces. Esta etapa preclínica puede demandar entre 5 y 8 años. Luego se pasa a la fase clínica, donde los costos son más elevados y eso ya corresponde a una compañía farmacéutica”, explica Fernández.
Al equipo rosarino se sumaría el biotecnólogo santafesino Carlos Bertoncini, que actualmente se desempeña en la Universidad de Cambridge.”Bertoncini se comprometió a venir a Rosario para sumarse al grupo. El está capacitado en los últimos avances europeos en la materia y trabajaría en cómo detectar tempranamente la enfermedad, antes de que se manifiesten los síntomas”, cuenta.
Oportunidad histórica. “No hay en Argentina y en Latinoamérica una plataforma tecnológica para diseñar fármacos en manos del Estado. Esta es una oportunidad histórica de hacerlo, porque se trata de un proyecto enteramente argentino”, se entusiasma el investigador.
“La continuidad del proyecto depende de la prontitud de las decisiones. Nosotros encontramos un blanco terapéutico de ataque de la proteína y si no avanzamos rápidamente, otros grupos lo van a tomar. Ahora el conocimiento está disponible y cualquiera que tenga la infraestructura y el financiamiento lo puede hacer”, agrega.
Recientemente, el Ministerio de Ciencia e Innovación Tecnológica de la Nación lanzó una serie de subsidios que contemplan la creación de plataformas tecnológicas. Si bien la propuesta para el área de salud aún no ha sido difundida, éste podría ser un camino viable para obtener parte del financiamiento.
“De darse esto, sólo restaría definir quién se hará cargo del resto”, dice finalmente Fernández.

1 Comentario:

  1. Marce5:40

    Confío en que el gobierno argentino disponga de los fondos necesarios para que se lleve adelante esta importante investigación. La nota no tuvo la difusión que merece, salió en La Capital de Rosario: http://www.lacapital.com.ar/ed_salud/2010/6/edicion_83/contenidos/noticia_0011.html y no hay mucho más. Bien por publicarla en el blog.

    ResponderEliminar

Los comentarios están funcionando erráticamente. Por favor, insiste, procuraremos encontrar pronto una solución.
Si no tienes una cuenta Google, puedes escribir tu apodo o tu nombre, utilizando la opción NOMBRE/URL (no es preciso que añadas una URL si no tienes una página web :P).
Muchas gracias por tu comentario y por tu interés.

 
Ir arriba