Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Para compartir esta nota utiliza los íconos que aparecen en el sitio.

Leer esta nota: http://www.laprensa.hn/guiamedica/temas/1198825-418/la-vitamina-d-no-es-la-panacea-para-las-enfermedades-cerebrales
Copyright © www.laprensa.hn

23 diciembre 2011

Científicos desarrollan el primer medicamento que sería capaz de frenar el alzheimer

En pruebas con ratones, mostró que mejora la memoria y previene el daño cerebral que provoca esta enfermedad.

En 2009, Murali Doraiswamy, psiquiatra de la U. de Duke, en Carolina del Norte, demostró -en ratones- que la curcumina (curry) era capaz de prevenir la enfermedad de alzheimer y otras formas de demencia. Ya se conocían las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de este condimento, pero el investigador probó que, además, era capaz de prevenir la propagación en el cerebro de las placas amiloideas, principales responsables del mal del alzheimer, al lograr disolverlas ¿El problema? Un humano tendría que consumir una cantidad excesiva de curry al día para lograr los mismos efectos terapéuticos que sus experimentos. Era necesario crear un fármaco en base al condimento.
Eso es justamente lo que hizo un equipo de científicos del Salk Institute for Biological Studies, de Estados Unidos: crearon una nueva droga, bautizada como J147, que une la curcumina a un compuesto ya conocido por mejorar la supervivencia de las neuronas, que logró ser un gran neuroprotector con capacidad de aumentar la memoria en los animales normales y evitar los déficit de memoria en los ratones transgénicos con alzheimer.
"Empezamos con la curcumina, que es un producto natural y que tiene propiedades neuroprotectoras, pero que no es fácil de introducir al cerebro. Entonces, farmacológicamente tratamos de mejorar la curcumina. Partimos con la química, creamos derivados y terminamos con el J147, que tiene tantas propiedades neuroprotectoras, que no hay otro fármaco en el mercado que las posea. Estamos muy emocionados, es algo realmente nuevo", señala Margaurite Prior, del Instituto Salk y parte de la investigación.

Protección al cerebro
Los expertos dicen que el nuevo medicamento podría servir para detener los efectos producidos en el cerebro por el alzheimer, un trastorno neurodegenerativo que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Hoy lo padecen unas 26 millones de personas en el mundo.
De hecho, en pruebas realizadas con ratones enfermos de alzheimer, el J147 mejoró la memoria de estos animales y previno su daño cerebral. Según declaraciones de David Schubert, desarrollador del medicamento y director del Salk's Cellular Neurobiology Laboratory, "el J147 aumentó la memoria tanto de ratones normales como de ratones con alzheimer, y también protegió el cerebro de los animales de la pérdida de conexiones sinápticas", que son esenciales para el funcionamiento normal del cerebro, porque garantizan la transmisión de los impulsos nerviosos.
No es todo. Schubert dijo que el J147 logró reducir marcadores de estrés oxidativo y de inflamación en el cerebro y las placas amiloides. "Estos efectos sugieren que J147 tiene gran potencial para el tratamiento de alzheimer", añadió.

Nuevas neuronas
El J147 fue suministrado por vía oral a ratones corrientes. Posteriormente, en colaboración con científicos del Scripps Research Institute, llevaron a cabo una serie de pruebas de comportamiento que demostraron que el medicamento había mejorado la memoria de los animales.
Paralelamente, en otras pruebas realizadas con ratones con alzheimer, se constató que el J147 evitaba el declive cognitivo de los roedores. Según explicó Schubert, los animales produjeron, gracias al compuesto, más cantidad de una proteína conocida como factor neurotrófico derivado del cerebro o BDNF, que protege a las neuronas de los ataques tóxicos, ayuda a la formación de nuevas neuronas y propicia la conexión de éstas con otras células del cerebro. La BDNF está además implicada en la formación de recuerdos.

Por la capacidad protectora de J147, los científicos creen que podría ser efectivo para tratar otros trastornos neurológicos como Parkinson, Huntington o esclerosis lateral amiotrófica (ELA).
El próximo paso de la investigación son las pruebas en humanos. Los resultados de esta investigación fueron publicados en la revista PLos ONE.

Fuente: diario.latercera.com
Artículo (en inglés): PLos ONE

2 Comentarios:

  1. Valeria7:33

    Son muy buenas noticias para los enfermos de alzheimer y otras enfermedades neurológicas. Esperemos que los estudios avancen positivamente.
    Felices Navidades!
    Valeria

    ResponderEliminar
  2. Estaremos pendientes del desarrollo de estos estudios prometedores.
    Feliz Navidad a ti, Valeria.

    ResponderEliminar

Los comentarios están funcionando erráticamente. Por favor, insiste, procuraremos encontrar pronto una solución.
Si no tienes una cuenta Google, puedes escribir tu apodo o tu nombre, utilizando la opción NOMBRE/URL (no es preciso que añadas una URL si no tienes una página web :P).
Muchas gracias por tu comentario y por tu interés.

 
Ir arriba