Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Para compartir esta nota utiliza los íconos que aparecen en el sitio.

Leer esta nota: http://www.laprensa.hn/guiamedica/temas/1198825-418/la-vitamina-d-no-es-la-panacea-para-las-enfermedades-cerebrales
Copyright © www.laprensa.hn

20 octubre 2012

5 Consejos prácticos para cuidadores que viven lejos: una ayuda para los cuidadores de mayores

El cuidado de los mayores cuando vives lejos
La tía María siempre fue la social, y el tío Roger era el que estaba en el fondo, intercalando ocasionalmente alguna hilarante broma. Cuando la tía María murió, todo el mundo asumió que el tío Roger no iba a vivir mucho tiempo después. Estaba tan acostumbrado a ser atendido, él ni siquiera sabía cuáles eran las facturas mensuales a pagar o cómo pagarlas. Afortunadamente, sobrevivió durante seis años más.
La parte desafortunada es que Roger vivía a cuatro horas de distancia de su más inmediata familia. Roger y María no tuvieron hijos, y aunque estaban en comunicación regular con sus sobrinas, la distancia era un problema real. Nadie en la familia podría realmente decir cómo Roger seguía adelante.
Este dilema no es desconocido para muchos de los que están cuidando a sus padres ancianos y familiares desde la distancia. No estás seguro de si mamá o papá están siendo honestos acerca de lo que está pasando. No puedes ver físicamente su espacio en busca de indicios reveladores de que hay problemas. Como resultado de ello, la familia pasa a ser completamente dependiente de la percepción de la persona mayor de su situación, que puede o no puede estar distorsionada.
Para muchas personas mayores, el mayor temor es no poder vivir en su casa. Roger vio que la familia de su hermano lo forzó a ingrersar en una casa de reposo, y su relación con sus sobrinas se malogró. Aunque su familia vino a visitarlos y hacer las tareas de la casa mientras que María estaba viva, Roger no estaba tan abierto a ello después de que ella se había ido. Cuando su familia llegaba a la ciudad, Roger a menudo se reunía con ellas en un restaurante en vez de invitarlas a su casa.
Cuando Roger murió, a los 92 años, era evidente para sus sobrinas que, a pesar de que había sido seguro para él vivir en su casa, podría haber aprovechado un poco de ayuda en las tareas de la casa y un segundo par de ojos para comprobar su espacio. Había pilas de platos sucios, pilas de correo sin abrir, y el polvo y pelo de perro cubrían todo. En los pocos años desde la muerte de María, muchas de sus pertenencias, muebles, artículos decorativos, estaban en tan mal estado que tenían que ser tirados.
Entonces, ¿cómo te las arreglas con una relación de cuidado de larga distancia?

1. Sé consciente de que la mayoría de las personas de la tercera edad quieren quedarse en casa

Su motivación para quedarse en casa puede afectar cómo los miembros ancianos de la familia te cuentan acerca de lo que está sucediendo en su casa. Si te encuentras completamente dependiente de lo que te dicen por teléfono o por correo electrónico, puedes perderte el cuadro completo. En lugar de admitir que se han estado cayendo, por ejemplo, pueden decir que la manija del refrigerador acaba de romperse. Ellos podrían no comentar que se perdieron en el camino al veterinario.

2. Ten una charla de corazón a corazón

Comparte tus preocupaciones de una manera no amenazante. Asegúrales que quiere ayudarlos a permanecer en casa por estar involucrado. Habla acerca de tus preocupaciones, y haz un plan para minimizar los riesgos en el hogar.

3. Visita periódicamente

Si es posible, haz un calendario de visitas, y claramente ofrece asistencia en el hogar.
Con la familia de Roger, la clave habría sido marcar momentos específicos para ir a la casa e invitarse a sí mismos. A pesar de que puede haber parecido grosero, cayendo sin invitación les habría dado una idea más clara de lo que estaba pasando y cómo la familia u otras personas podrían haber ayudado.

4. Intenta contar con la asistencia de un servicio de atención al anciano

Para Roger, la visita periódica de un cuidador en casa hubiera sido suficiente para enriquecer los últimos años de su vida y mejorar la calidad de su vida, por no hablar de mantener su casa limpia y proteger el valor de sus pertenencias. Si fuera necesario, él también podría haber tenido acceso a un asistente de salud en el hogar para ayudar con los cuidados personales. Los servicios de cuidado de los ancianos dentro de la casa pueden ser los ojos y oídos de los miembros de la familia que no pueden estar presentes con regularidad. A su vez, pueden compartir con las familias las preocupaciones que ven, como los riesgos de caídas o cambios en la salud, la cognición y la dieta.

5. Mantén contacto con los vecinos

No es raro que las personas mayores tengan una red de vecinos que los contienen. Los ojos de los vecinos no son lo mismo que tus ojos, pero consigue sus números de teléfono y no dudes en consultar con ellos periódicamente. Es posible que hayan notado que la abuela no está saliendo como solía hacerlo o que el abuelo parece un poco confundido recientemente. Estos detalles pueden llegar a ser útiles al tratar de evaluar lo que está sucediendo en la casa.

Fuente: Caregiving Companion

1 Comentario:

  1. Alberto20:58

    Me resultan muy interesantes estos consejos para cuidadores de mayores cuando la familia vive lejos. ¿Habrá consejos para los mayores, para cuidarse de las familias invasivas? ;)

    ResponderEliminar

Los comentarios están funcionando erráticamente. Por favor, insiste, procuraremos encontrar pronto una solución.
Si no tienes una cuenta Google, puedes escribir tu apodo o tu nombre, utilizando la opción NOMBRE/URL (no es preciso que añadas una URL si no tienes una página web :P).
Muchas gracias por tu comentario y por tu interés.

 
Ir arriba