Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

12 noviembre 2012

Los problemas en la piel, el cuero cabelludo y la sudoración en el Parkinson


Aunque los inconvenientes en la piel son habituales en la enfermedad de Parkinson y pueden ir de molestias a problemas más severos, es infrecuente que se difunda material sobre ellos. Quizá suceda porque se los considere, erróneamente, cuestiones estéticas o molestias menores. Incluso si se tratase de cuestiones estéticas, en los enfermos de Parkinson, cuya imagen social sigue estando muy distorsionada y en los que no es nada inhabitual que tiendan a la introversión y al aislamiento, requieren entonces una mayor difusión y atención ya que pueden contribuir a mejorar la vida diaria de los enfermos y su relación consigo mismos y con sus entornos sociales. Pero, siendo problemas médicos frecuentes en los enfermos de Parkinson que pueden conducir a problemas severos, consideramos muy importante que tanto neurólogos como dermatólogos aporten a la difusión de estos problemas y a su terapéutica, algo postergados.

Dificultades en la piel y el cuero cabelludo
La piel tiene glándulas sebáceas que producen sebo. El sebo mantiene la piel flexible y la protege. En la enfermedad de Parkinson a menudo las glándulas sebáceas producen sebo extra, por lo que la piel se vuelve más grasosa y brillante, lo que se conoce como seborrea. La seborrea afecta principalmente a las áreas que contienen gran cantidad de glándulas sebáceas, tales como la frente, los surcos de la nariz, el cuero cabelludo. Tu pelo puede tornarse graso y tener caspa. Estas condiciones son a menudo exacerbadas por el calor.
En los casos serios, la piel se vuelve roja y irritada e puede comenzar a formarse escamas y picazón. Esto se conoce como dermatitis seborreica ("dermatitis" significa inflamación de la piel). Esta condición también puede ocurrir en personas que no tienen Parkinson.
Estos problemas no suelen ser graves. Una piel que produce demasiado sebo debería ser se lavada con un jabón neutro, es decir, con pH balanceado, y preferentemente sin perfume ni colorantes. Limpia tu piel dos veces al día con agua tibia y enjuaga con agua fría. Para humectar la piel, utiliza geles o lociones a base de agua en lugar de cremas que a base de aceites. Si es necesario, consulta a un dermatólogo o un médico.
Para los casos extremos de seborrea, puede ser prescrita una crema o loción que puede contener azufre y ácido salicílico. La dermatitis seborreica puede tratarse con una serie de lociones, que suelen contiener una hormona adrenocorticotrópica (esteroide). Como alternativa, puede utilizarse una crema que contiene ketoconazol. Para las cejas y la frente, un champú o loción con coaltar (alquitrán de hulla) puede ser eficaz. El médico es quien debe prescribir estas opciones si lo evalúa necesario.
La caspa puede ser tratada con diversos champús y lociones, que están disponibles en las farmacias. Los productos que contienen selenio o el sulfuro de selenio son particularmente eficaces, aunque es posible que su uso regular pueda aumentar el riesgo de calvicie. Consulta con tu médico si te encuentras usando estos productos regularmente.
Los tratamientos cosméticos faciales y el maquillaje que usas deberían ser de base acuosa, no aceitosa, hipoalergénicos y dermatológicamente testeados. Evita también las lociones que contienen alcohol. Hay variedad de tónicos astringentes sin alcochol disponibles en farmacias.

Transpiración
En el Parkinson también puede ocurrir que las glándulas sudoríparas reaccionen de una manera diferente, lo que puede llevar tanto a transpirar mucho como muy poco, y a tener la piel muy seca. Los medicamentos contra el Parkinson también pueden afectar la sudoración: algunos medicamentos pueden hacer que algunas personas suden demasiado, mientras que en otras pueden tener el efecto contrario y hacer que suden muy poco.
La transpiración enfría la temperatura corporal, por lo que incluso si sólo sudas poco, debes tener cuidado de que tu temperatura no se eleve demasiado. Las sugerencias son: llevar ropa ligera, de color claro y telas naturales (como algodón) durante los días cálidos, evitar el deporte o la intensa actividad física en un día caluroso, no visitar saunas. Si transpiras mucho, debes tomar regularmente duchas templadas, usar ropa de algodón y beber abundante cantidad de agua para restaurar el líquido perdido por el sudor.
Los antitranspirantes pueden ser utilizados por las personas con sudoración excesiva, pero se deben evitar en personas que han reducido la sudoración.
Los sudores nocturnos pueden ser un problema común. Si sudas mucho durante la noche, debes asegurarte de que tu habitación esté bien ventilada. Las sábanas satinadas, aunque se recomiendan para las personas con Parkinson para ayudar a darse la vuelta en la cama, no son útiles para alguien que experimenta sudores nocturnos.
Las sábanas y cobertores ligeros de algodón resultan generalmente mejores. Si los problemas de sudoración son muy importantes, a algunas personas les resulta útil a dormir en una cama separada; en tal caso, piensa alternativas con tu pareja y dialoga ampliamente con él/ella.
La transpiración excesiva puede ser un efecto secundario de los medicamentos para el Parkinson, como la levodopa, y a veces puede ser aliviada mediante el ajuste de la dosis de levodopa. Sin embargo, esto a su vez puede reducir los beneficios que el medicamento tiene sobre el los síntomas de Parkinson.
La sudoración excesiva también puede ocurrir cuando la dosis de levodopa produce el efecto 'wearing-off' (disminución de las funciones motoras al final del intervalo de dosificación, justo antes de la dosis siguiente). Este síntoma puede responder a los ajustes en tu régimen de medicamentos para controlar el 'wearing-off', por ejemplo, la introducción de levodopa de liberación controlada o inhibidores de la COMT, como entacapona o tolcapone. Los medicamentos beta-bloqueantes pueden reducir la sudoración excesiva en relación con el 'wearing-off'.
Los fármacos anticolinérgicos y los astringentes locales que contienen glutaraldehido también pueden ayudar.
La mejor opción de tratamiento debe ser determinada mediante la consulta del médico especialista en Parkinson, quien también deberá excluir otras posibles causas de exceso de sudoración, por ejemplo, una tiroides hiperactiva.
Una muy poca transpiración puede ser un efecto secundario de medicamentos para el Parkinson, como elevadas dosis de los medicamentos anticolinérgicos. La escasa sudoración puede ser perjudicial para la salud de la persona y puede experimentar fiebre, ya que no puede sudar y con ello regular su temperatura corporal. Por lo tanto, la dosificación de los medicamentos anticolinérgicos tiene que ser baja y quizá deba reducirse cuando el clima es muy cálido.
Las personas con el problema de escasa sudoración deben beber mucho líquido frío, especialmente cuando el clima es caluroso.
Los anticolinérgicos generalmente deben evitarse en las personas mayores, ya que pueden causar estos problemas de sudoración y causar también confusión. Si eres una persona mayor y te han prescripto anticolinérgicos, debes charlar sobre esto con tu médico.
Con el Parkinson, los problemas de sudoración y el mantenimiento de la temperatura corporal se deben a la implicación del sistema nervioso autónomo que controla las funciones corporales básicas involuntarias, como la sudoración, la digestión y el ritmo cardíaco. Se les debe prestar atención, acudir al médico siempre que resulte necesario y habituarse a una rutina cotidiana de cuidados.
En general, ten en cuenta estos consejos:

• En la cama, trata de cambiar de posición cada 2 horas. Cambia con frecuencia las sábanas si el sudor es un problema, e intenta utilizar sábanas de algodón o tela natural liviana.
• Utiliza almohadas si permaneces mucho tiempo en la cama, debajo de las partes de tu cuerpo que durante más tiempo están apoyadas.
• Evita la ropa de dormir ajustada y de telas sintéticas; procura que sea cómoda y holgada.
• Si utilizas una silla de ruedas, usa almohadas para evitar la presión en las zonas de constante apoyo.
• Cuando te bañas, asegúrate de enjuagar bien los restos de jabón y de secarte cuidadosamente.
• Utiliza preferentemente jabones neutros, con pH balanceado.
• Considera utilizar una esponja con mango si tienes problemas de movilidad.
• Masajea tu piel con lociones hidratantes de base acuosa para prevenir la sequedad y mejorar la circulación.
• Presta atención si tu piel se pone rojiza, los poros se abren o presenta manchas; si notas cambios en tu piel, consulta con el médico.
• Cuídate del sol con vestimenta clara y sombreros o pañuelos en la cabeza. Utiliza protector solar no graso, de base acuosa.
• Fuera de casa, intenta llevar contigo toallitas para bebé hipoalergénicas, con pH balanceado, que pueden ayudar a refrescarte y remover el exceso de sebo, además de brindarte una forma simple de limpieza de tus manos y cara.
• Si concurres a un baño público, no utilices los secamanos de aire sino las toallas de papel.
• Bebe abundante agua todos los días y a lo largo del día.

Fuentes: Parkinson Disease Society of UK, National Parkinson Foundation (US)

10 Comentarios:

  1. Cecilia19:16

    Coincido plenamente en que no son temas estéticos y que si lo fueran, son muy importantes en los enfermos de parkinson. Excelente nota. Me ha sido muy útil. Muchas gracias.
    Felicitaciones por la web, tiene una gran calidad. Ceci

    ResponderEliminar
  2. Enrique23:12

    Es muy oportuno señalar el problema de la escasa sudoración porque se piensa que el exceso de sudoración solamente es inconveniente, pero cuando la sudoración es escasa tu temperatura sube y puede resultar complicado.
    Estos temas no son muy hablados, os felicito por hacerlo con seriedad.
    Saludos atentos desde Chiclana.

    ResponderEliminar
  3. paloma16:58

    Soy quiromasajista Terapéutico y trabajo reflexología podal en un paciente con parkinson, Aalguno de ustedes le ha pasado de tener una fuerte sudoración nocturna y en la misma noche tener alteraciones de tensión arterial, primero , durante la sudoración excesiva, tener una subida de tensión y a medida que va pasando bajarle la tensión en la misma noche?¿ a alguien le ha pasado?. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, paloma. Consultaremos con más pacientes de Parkinson para saber si a alguien le ha sucedido lo que comentas. ¿Sabés si esta experiencia le ha ocurrido a una persona con Parkinson hipertensa, y sabes qué medicación toma?
      Si un paciente ha tenido un episodio similar, le invitamos a comentarlo aquí, por supuesto.
      Para mayores precisiones, paloma, sería conveniente que nos escribieras un email, a nelydf@gmail.com o epit.illesbalears@gmail.com
      Te comentaremos lo que podamos averiguar.
      Saludos atentos.

      Eliminar
    2. Hola Nely!
      Muchísimas gracias por su respuesta, le envié un correo electrónico el día 4 de octubre a la dirección de Gmail, no se si lo recibió, de todas formas,mi paciente no es una persona hipertensa pero cuando le dan las sudoraciones nocturnas, si le ha dado una subida de tensión a 22 de max 11 de minima y después todo lo contrario 11 de maxima 7 de minima, en la misma noche.

      Toma de medicación Levodopa, Sinemet, Motiliun y Urelex, y dos veces a la semana, le dan seguril porque tiene los pies muy edematosos, por eso le empecé a estimular muy suavemente la planta del pie con drenaje linfático manual y lo cierto es que los pies han cambiado desde que lo hacemos, otra cosa que le ocurre es que va muchísimas veces a orinar, hablamos de unas 15 veces por la noche, ¿ es esto relaccionado con el parkinson?. Mi correo electrónico es p.villar2009@hotmail.com Muchas gracias, atte. paloma

      Eliminar
    3. Hola, paloma. Gracias a ti.
      En primer lugar, le solicitaremos a nuestra asesoría farmacética que observe la medicación que el paciente utiliza; si precisara más datos, nos comunicaremos contigo directamente. Es frecuente el descenso acentuado de la tensión arterial, y, a su vez, algunos autores también incluyen la alta tensión dentro del cuadro de disautonomía en la enfermedad de Parkinson (variaciones en las funciones automáticas del sistema nervioso, que incluye variaciones de la presión arterial -tendencia a bajas de tensión-, constipación, sudoración excesiva, vejiga irritable, lo que produce necesidadd de orinar frecuentemente con predominio nocturno y otras.) Debería descartarse por consulta médica otra causa antes de pensarse en esta alta de tensión como parte de un cuadro de disautonomía del Parkinson.
      En segundo lugar, la incontinencia urinaria sí está relacionada con la enfermedad de Parkinson; de hecho, es un síntoma frecuente que afecta a muchos pacientes, lo cual produce problemas de sueño consecuentes. Para la incontinencia urinaria, puede prescribirse medicación que ayuda, desde luego, según el paciente y según opinión médica. También se indican cambios de hábitos higiénicos y de rutinas, que, si bien no siempre dan un cambio radical al problema de la incontinencia urinaria, colaboran a morigerarlo.
      Seguiremos consultando entre pacientes y con nuestra asesoría farmacéutica, y nos pondremos en contacto contigo por este medio y/o por email.
      Saludos atentos y hasta pronto, nos alegra saber de tu preocupación por el paciente que tratas.

      Eliminar
  4. Gracias, Nely, es un alivio teneros ahí, porque es muy difícil encontrar asesoría en este campo y la verdad es que me habeis ayudado a poner un punto claro en mis ideas y poder encauzar esta enfermedad de otro modo, un abrazo muy fuerte. Paloma

    ResponderEliminar
  5. nellisa19:56

    Hola a mi madre le salen muchas manchas cafes en los brazos primero muy rojas y luego se hacen cafes despues desaparecen ella lleva 20 años con parkinson tiene 66 años, toma levodopa.saben a que e deben estas manchas?

    ResponderEliminar
  6. Mi novio tiene parkinson. Y constantemente le duele el vientre. Una contractura es normal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Celeste. Los dolores en el vientre no son inusuales, pero que sea constante requiere consulta con el médico. Las causas pueden ser diversas: medicamentos, síntomas no motores, dieta poco adecuada... Te sugerimos leer el artículo que publicamos sobre Problemas urinarios y gastrointestinales en el Parkinson, y consultar con el médico sobre el problema, ya que puede mejorarse si se conocen las causas.
      Saludos atentos a ti y a tu novio.

      Eliminar

Los comentarios están funcionando erráticamente. Por favor, insiste, procuraremos encontrar pronto una solución.
Si no tienes una cuenta Google, puedes escribir tu apodo o tu nombre, utilizando la opción NOMBRE/URL (no es preciso que añadas una URL si no tienes una página web :P).
Muchas gracias por tu comentario y por tu interés.

 
Ir arriba