Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Para compartir esta nota utiliza los íconos que aparecen en el sitio.

Leer esta nota: http://www.laprensa.hn/guiamedica/temas/1198825-418/la-vitamina-d-no-es-la-panacea-para-las-enfermedades-cerebrales
Copyright © www.laprensa.hn

13 noviembre 2013

Síntomas del Parkinson se relacionarían con los hongos


El trabajo de la investigadora de la Universidad de Rutgers, New Jersey, Joan Bennett, sigue su propia enfermedad, sufrida mientras limpiaba los daños por las inundaciones causadas por el huracán Katrina.

Científicos de las universidades de Rutgers y Emory han descubierto que un compuesto frecuentemente emitido por el moho puede estar relacionado con los síntomas de la enfermedad de Parkinson.

Arati Inamdar y Joan Bennett, investigadores de la Facultad de Ciencias Ambientales y Biológicas de la Universidad de Rutgers, usaron moscas de la fruta para establecer la conexión entre el compuesto conocido popularmente como "alcohol de setas" y el mal funcionamiento de dos genes implicados en el embalaje y transporte de la dopamina, el producto químico liberado por las células nerviosas para enviar mensajes a otras células nerviosas en el cerebro.

Los hallazgos fueron publicados en línea recientemente en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

"El Parkinson se ha relacionado con la exposición a toxinas del medio ambiente, pero las toxinas investigadas eran sustancias químicas artificiales," dijo Inamdar. "En este trabajo se muestra que los compuestos biológicos tienen el potencial de dañar la dopamina y causar síntomas de Parkinson".

Para la co-autora del estudio, Bennett, la investigación fue más que un trabajo académico. Bennett estaba trabajando en la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, cuando el huracán Katrina azotó la costa del Golfo en 2005. Su casa se convirtió en una inundación infestada de moho, que ella recogió en muestras, con una máscara, guantes y ropa protectora.

"Me sentía muy mal: dolor de cabeza, mareos, náuseas", dijo Bennett, ahora profesora de patología de plantas y biología en Rutgers. "Sabía algo acerca del 'síndrome del edificio enfermo', pero hasta entonces yo no creía en eso. No pensé que sería posible respirar suficientes esporas de moho como para enfermar". Es entonces cuando formó su hipótesis de que los volátiles podrían estar involucrados.

Inamdar, que utiliza moscas de la fruta en su investigación, y Bennett comenzaron su estudio poco después de que Bennett llegó a Rutgers. Bennett quería entender la conexión entre el moho y los síntomas, como los que había experimentado después de Katrina.

Los científicos descubrieron que el compuesto orgánico volátil 1-octeno-3-ol (octenol), también conocido como alcohol de setas, puede causar trastornos del movimiento en las moscas, similares a los observados ante la presencia de pesticidas, como el paraquat y la rotenona. Además, descubrieron que atacó a dos genes que tienen que ver con la dopamina, la degeneración de las neuronas y que causan síntomas similares al Parkinson.

Los estudios indican que la enfermedad de Parkinson -una enfermedad progresiva del sistema nervioso caracterizado por temblor, rigidez muscular y el movimiento lento e impreciso- es cada vez mayor en las zonas rurales, donde se suele atribuir a la exposición a pesticidas. Pero el medio rural también tienen un montón de moho y exposición a hongos.

"Nuestro trabajo sugiere que el 1-octeno-3-ol también podría estar relacionado con la enfermedad, en particular para las personas con una susceptibilidad genética a ella", dijo Inamdar. "Hemos dado a los epidemiólogos algunos nuevos caminos que explorar."

Fuente: Neuroscience News

¿Algún comentario?

Publicar un comentario

Los comentarios están funcionando erráticamente. Por favor, insiste, procuraremos encontrar pronto una solución.
Si no tienes una cuenta Google, puedes escribir tu apodo o tu nombre, utilizando la opción NOMBRE/URL (no es preciso que añadas una URL si no tienes una página web :P).
Muchas gracias por tu comentario y por tu interés.

 
Ir arriba